2 roles ¿Qué es un bróker?

Si quieres formarte en este perfil tan demandado de manera profesional, te recomendamos el siguiente curso de a continuación.

 

En sí, ¿cómo funciona un mercado financiero?

Antes de meternos de lleno en el concepto bróker deberemos conocer los detalles de esta clase de mercado que opera de manera intermediaria, como sitio en el que se hacen los correspondientes intercambios entre el que compra y el que vende. Este mercado permanece regulado con la ley de oferta y demanda. Esto viene a indicarnos que solo existirá la posibilidad de vender o comprar a un precio en concreto, siempre que haya alguien que quiera hacer dicha transacción a ese valor.

Existen varios tipos de mercados financieros. Destacan entre ellos los de valores o divisas, por ejemplo. Cada uno tiene su propia especialización, como en acciones por ejemplo. En un mercado financiero de los aspectos más buscados que encontramos son la transparencia y eficiencia.

Es muy reciente el hecho de que hasta hace nada, la actividad de estos mercados se desempeñaba en plazas concretas. En ellas se aplicaban mandatos de compra y venta.  Gracias a las nuevas tecnologías el hecho de operar en estos mercados, se ha facilitado considerablemente, posibilitando actuar remotamente desde cualquier parte y dispositivo.

Debido a la importancia que han adquirido hasta día de hoy, se ha visto la necesidad de contar con una regulación y supervisión constante por parte de entidades reguladoras tales como el CNMV. A continuación, veremos dos tipologías de mercado financiero muy características.

Estos dos mercados son:

  • Mercado primario: en él se difunden los valores que se negocian. Un ejemplo de ello sería la emisión de bonos empresariales.
  • Mercado secundario: en este se realizan las transacciones de compra y venta de activos difundidos en el primer mercado mencionado. A este mercado se le conoce comúnmente como bolsa de valores, en el que se realizan operaciones a tiempo real. Un ejemplo de ello serían las acciones corporativas.
bróker

 

¿Qué función desempeñan estos mercados?

Esta clase de mercado opera como otro mercado diferente. En él, actúan tanto los compradores como los vendedores, creándose el precio resultante de esta convergencia entre ambos. 

Entre sus funciones más importantes encontramos: 

  • Servir de punto de encuentro entre compradores y vendedores de activos.
  • Concretar los precios dependiendo de la compra y venta de los activos.
  • Aportar liquidez a dichos activos.
  • Favorecer el tránsito de activos, propiciando la reducción de tiempo y coste de intermediación.
  • Mejorar la dotación de recursos de manera óptima con idea de disminuir tiempo y costes intermediarios, al tratarse del mejor nexo de unión entre los compradores y vendedores. 

¿Qué caracteriza a esta clase de mercados?

Existen una agrupación de características que se suelen compartir. Estas son:

  • No hay impedimentos de entrada ni para comprar ni para vender activos.
  • Los activos que conforman esta clase de mercados son transparentes. El inversor que lo desee puede conseguir cualquier información que necesite sin problema.
  • El mercado incrementará su profundidad a medida que aumenten las operaciones de compra y venta.
  • Aumentará la amplitud del mercado a medida que interfieran más y más activos en este, y se incremente el número de inversores.
  • No hay un coste como tal de operación al no existir inflación o impuestos.
  • El mercado se volverá más flexible a medida que la velocidad operativa de los compradores y vendedores aumente.

La variabilidad de estos mercados

Anteriormente hemos comentado que los precios en este mercado se determinan en función de la compra y venta. Es usual que los activos varíen de precio en función de la expectativa que posean los inversionistas a futuro. Esto conllevará un incremento o disminución del precio de cara al futuro.

En un escenario ordinario los precios actúan de manera estable. Son causas como la situación por COVID-19, que hacen que se cree incertidumbre y se produzcan variaciones en la cotización bastante notorias. En situaciones como esta, se comenta que el mercado es volátil o variable.

Esta variabilidad es un aspecto propio de un mercado financiero. En todo momento a lo largo de nuestra historia, ha estado presente y de alguna manera, puede ser sinónimo de medición de riesgo. A medida que aumente la variabilidad de los activos, más grande será la pérdida latente, aunque también más cuantioso será el beneficio.

En definitiva, en los países desarrollados se cuenta con un sistema financiero trabajado, en el que las tipologías de mercado cuentan con un rol importante para asegurar la fluidez de recursos entre compradores y vendedores.

 

¿En qué consiste el papel de un bróker?

La figura del bróker consiste en una persona u organismo que planifica las operaciones entre demandantes y oferentes en algunos ámbitos con intención de conseguir un porcentaje de ganancia en el momento en el que se lleve a cabo la acción operativa. En otras palabras, se trata de una figura intermediaria entre demandantes y oferentes. 

Esta figura asesora en temáticas de negocio. Para desempeñar el rol de bróker es muy habitual el necesitar una licencia específica. En nuestro caso nos interesa la figura de bróker financiero. Por ello, vendría a ser la figura con el rol de llevar a cabo acciones operativas de compra o de venta, concretamente de instrumentos financieros que su agenda de clientes les pidan. Este perfil se encarga de buscar un vendedor en el momento en el que su cliente decida comprar o vender.

Los brokers aportan a sus clientes varias herramientas financieras en las que se puede trabajar. Un ejemplo de ello serían las acciones o divisas. Si deseas operar en el rol de un bróker deberás obedecer las normas actuales que controlan los mercados financieros. A su vez, tendrás de por medio a organizaciones oficiales que regulan las operaciones.

Tiempo atrás, la única manera disponible que teníamos para introducirnos en el mercado financiero era a través de organismos financieros o de potentes bancos. Gracias a las mejoras tecnológicas, actualmente, ha surgido la figura del bróker online que ha puesto patas arriba todo lo conocido anteriormente.

Debido a esta nueva figura, el hecho de invertir se ha convertido en una acción más simple al alcance de cualquiera desde cualquier dispositivo conectado a la red. Una mejora significativa respecto a los bancos de antes es que ahora las comisiones de operaciones son muy menores a entonces.

 

¿Qué funciones tiene un bróker?

Para empezar, sabemos por el apartado anterior, que el bróker es una figura intermediaria en la compra y venta de activos, que les indiquen sus clientes. En base a ello, a la hora de escoger a esta figura, deberemos revisar la lista de brokers en internet de los que podemos conseguir información al detalle, con su tipología y valoración correspondientes. De este modo, invertiremos más tranquilos siendo conocedores de la figura con la que estamos trabajando.

Por su popularidad, la figura de bróker más famosa es la de bróker de acciones. Las personas que quieran trabajar en este ámbito deberán regirse por las normas actuales de los mercados financieros, además de ser supervisados por los organismos oficiales pertinentes. Además será necesario poseer una licencia para ejercer.

Metiéndonos más de lleno en el campo de las criptomonedas, sabemos que estas no cuentan con un papel físico. Únicamente son divisas virtuales que actúan con la función de moneda. Se trata de un ámbito operativo muy reciente, activo desde el año 2008. Justo en ese año el dominio de bitcoin fue registrado. Su primera acción operativa se desempeñó en 2009.

El bitcoin fue, nada más y nada menos, que la primera criptomoneda y es por ello que a día de hoy sigue siendo la más importante. Esta divisa tiende a marcar la operativa de las restantes monedas y es la opción más óptima para realizar inversiones. Poseer criptobrokers es fundamental, debido a la falta de centralización del mercado. Este está ajeno al control de los organismos gubernamentales.

Para ser exactos, únicamente tienen presencia en un registro digital de propiedad almacenado en bloques. Se controlan por medio de una red de dispositivos y se puede realizar compra-venta en los correspondientes mercados negociables. También cuenta con la opción de almacenamiento mediante carteras. Este mercado consiste en un Trading de CFD, que viene a significar un contrato diferencial del precio de salida y de entrada.

Se pensaron como un método de pago común. Es más, se los puede tener en cuenta como una opción aparte a las divisas convencionales, debido a que se están incrementando los establecimientos que lo aceptan para llevarse a cabo los pagos. Dicho en otras palabras, se puede entender que mayoritariamente a las criptomonedas se las trata en el mercado de la Bolsa como una materia prima. Viene a significar que el ROAS proviene de la especulación del valor en bajadas y subidas.

De todo esto sacamos que en el mercado de divisas y criptomonedas, por ejemplo, es muy atrayente contar con una figura que te ayude a desempeñar las acciones operativas, manteniéndote al tanto de aquellos valores más convenientes en los que realizar inversiones.

 

¿En qué consiste el papel de trader?

A priori, podemos determinar que un trader es la figura que lleva a cabo acciones operativas de compra y venta de cualquier clase de activo, en cualquier mercado. Más concretamente, podemos definir a esta figura de dos maneras:

  • Por un lado, sería aquella figura que lleva a cabo acciones operativas de compra y venta de activos por sí misma.
  • Y por otro, se trataría de ese inversionista cortoplacista o especulador. En este sentido, el trader opera de manera corta en el tiempo. Por ello, es muy común, que los traders lleven un riesgo más alto para conseguir la rentabilidad deseada en sus acciones operativas. Tratan de sacar rentabilidad de las grandes variaciones de los activos en los que depositan sus inversiones.

Por norma general, los traders utilizarán el análisis técnico para operar y al chartismo a la hora de llevar a cabo operaciones de selección de activos. Teniendo en cuenta esta definición, distinguiremos dos figuras:

  • Trader: llevan a cabo sus acciones de inversión muy a corto plazo, sacando tajada de las tendencias de mercado cortoplacistas. Su inversión dura normalmente días u horas.
  • Inversionista: operan teniendo en cuenta períodos largoplacistas. Comúnmente años o meses.

 

¿Qué funciones tiene un trader?

Fundamentalmente, como veníamos diciendo en el apartado anterior, el papel principal del trader será el de ejecutar la diversidad de acciones operativas de compra-venta de activos en el mercado financiero. Por ello, la función de los traders profesionales vendrá a ser la de vender o comprar dependiendo de las indicaciones que aporten los inversionistas dada la condición imperante del mercado financiero. Siempre se buscará conseguir la mayor rentabilidad por vender o comprar respectivamente.

Tipología de traders

Traders dependiendo de la duración operativa

Son varios los traders que se decantan por revisar continuamente la situación del mercado y operar continuamente. Otros, se decantan por trabajar en las acciones operativas 1 o 2 veces a lo sumo diariamente.

Otro punto de vista es observar la situación teniendo en cuenta el tiempo de media en que los traders dejan sus operaciones sin cerrar. Dependiendo del perfil con el que cuente el trader, se decantará por utilizar una estrategia u otra con idea de encontrar las mejores oportunidades en el mercado.

Algunos trabajan únicamente un activo, a diferencia de otros que compran y venden una serie de ellos al mismo tiempo. Es una característica muy frecuente que los traders que empiezan de cero tiendan a adquirir o vender en un único sitio. En cambio, los traders profesionales tenderán a usar un trading más agresivo de arbitraje.

Veamos algunos de estos tipos de traders en función de la duración:

  • Day trader o trader intradía: este tipo de trader se decanta por buscar una oportunidad sin dejar una operación abierta de un día para otro. Normalmente esta operación se abre y se cierra en una sola sesión operativa. Las operaciones cuentan con la posibilidad de quedarse abiertas por unas horas. Pero, eso sí, no duran de un día para otro como bien decíamos. Esta tipología de trader tiende a operar con herramientas de mayor liquidez como son por ejemplo las acciones.

El day trading como tal cuenta con un riesgo en su operativa alto. Tiende a fiarse de un apalancamiento elevado con idea de incrementar la posibilidad de beneficios. Es un tipo de trading que necesita de un conocimiento extenso y de una correcta estrategia para hacer frente a los posibles riesgos. Y no solo eso, hace falta una inversión para comenzar bastante elevada con idea de poder usar bastantes técnicas diferentes.

  • Swing trader: este trader estudia las oportunidades de mercado a medio plazo mediante algunos mecanismos de análisis técnico. Permanecen con una misma posición a lo largo de días o semanas con idea de sacar tajada de un cambio de precio que estén esperando. Hay que destacar que el esfuerzo en este trading es menor que en el anterior debido a la optimización de las oportunidades de beneficios a corto plazo.

Un swing trader competitivo intentará conseguir únicamente una parte de la variación de precio que se espera. Este trader se fundamenta básicamente en el análisis técnico para encontrar ocasiones de trading. De todas formas, usan también el análisis fundamental con idea de perfeccionar sus estrategias.

  • Trader de posición: este trader adquiere activos que piensa que incrementarán su precio en un período largoplacista. En consecuencia, sus estrategias no contemplan los cambios de precio cortoplacistas. Estos traders se guían siguiendo la tendencia. Dan con una tendencia, inician su posición y la mantienen hasta que el mercado muestra un pico.

Este trader combina tanto el análisis técnico como el fundamental. Las operaciones que realiza el trader de posición son mucho menores que las que hace el day trader durante un año o varios meses. Un buen trader de posición encontrará con tiempo aquellos puntos de salida y entrada ideales para cada posición que tenga estudiada.

  • Scalp trader: este trader es el resumen a groso modo de un trader cortoplacista. Se encarga de obtener beneficio de ligeros cambios en los precios, tratando de conseguir retribuciones veloces en el momento de revender. Realizan las acciones de compra-venta de manera muy seguida. Cuentan con muchas más operaciones rentables que con pérdidas.

Su posición se suele mantener abierta por unos minutos o incluso segundos. Es muy común que esta figura desempeñe más de 100 acciones operativas por día. Gran parte de las estrategias de este tipo de trading se llevan a cabo por medio de algoritmos muy desarrollados.

Traders dependiendo de las herramientas que usan

Centrándonos en la distribución de herramientas y métodos usados encontraremos los dos siguientes tipos de traders:

  • Trader fundamental: este trader realiza una valoración de los activos partiendo de una aproximación real del valor propio. Con esta idea, se nutren de información en la que incluyen tanto tendencias globales como corporativas. Su objetivo principal de su análisis será determinar el valor del activo comparándolo con el precio del mercado en dicho momento.

Gran parte de estos traders usan estrategias buy-and-hold, usando posiciones abiertas largoplacistas. Esto sucede así debido a que las bases de una inversión pueden no variar durante años o meses. Esta modalidad tiende a utilizarse pues para posiciones largoplacistas, con traders que quieren obtener beneficio desde un comienzo.

  • Trader técnico: este trader tiene de diferencia con el primero el hecho que intenta descubrir ocasiones usando indicadores para crear señales de trading mediante un gráfico. Por este motivo, son muchos los traders que hablan de esta tipología como gráficos, debido a la cantidad de tiempo que se invierte en investigar la creación de puntos de salida y entrada.

Normalmente este tipo de trader realiza acciones de compra-venta cortoplacistas. Aunque debemos tener en cuenta que algunas de las herramientas que se usan en este trading operan de manera largoplacista. Este trader considera que cualquier fundamento ya se ha tenido en cuenta en el precio presente del instrumento.

Diferencia entre trader y broker 

Algunas de estas diferencias serían:

  • La figura del bróker actúa como intermediaria entre los inversionistas y el mercado, dando una plataforma en la que el trader puede trabajar dependiendo de la orden de venta o compra.
  • Esta figura señalada en el primer punto, da una plataforma en la que trabajar, al contrario que la figura del trader que usa esa plataforma para la compra-venta.
  • El trader se dedica a comprar y vender activos en el mercado que elija intentando conseguir ganancias de las acciones operativas que hace.
  • Un trader guarda de diferencia con un inversor el período temporal de inversión. El trader intenta retener los activos de manera cortoplacista, intentando obtener beneficio de las tendencias a c/p.

Y estas serían las diferencias principales que existen entre estas figuras en el mercado financiero, lo que no viene a significar que no hayan más. 

¿Te gustaría mejorar tus conocimientos en Trading?

En Traders Business School te ofrecemos clases de Trading con idea de optimizar tus conocimientos en Bolsa y Trading. Contamos con el mejor curso de Trading en España. Si quieres comprobarlo tan solo tendrás que probar nuestro curso gratis de Trading a coste cero.

 

¿Te interesa saber más?

Sigue aprendiendo sobre brokers con el resto de nuestros artículos.

Comparte este artículo:

¡Suscríbete para estar al tanto de noticias como esta!

¡Comienza con tu primer curso Gratis!

Sobre nosotros

Somos una Escuela de Trading y Bolsa con el objetivo de formar traders e inversores para obtener beneficios en los mercados financieros con estrategias de trading optimizadas.

Síguenos en nuestras redes

Posts Recientes

Síguenos en Facebook