¿Sabes qué son los Gaps? 3 Tipos

¿Cómo hacer trading con los Gaps?

Cuando analizamos el comportamiento de la cotización de cualquier activo, a veces observamos huecos (Gaps​) en el gráfico, de manera que, entre dos velas japonesas, o barras, lo que visualizamos es un hueco. Esto se debe porque a los precios a los que observamos el hueco o gap no ha habido negociación​, es decir, no ha habido cruce de operaciones y se ha producido una asimetría entre la oferta y demanda. Los gaps se producen en activos poco líquidos y tras una noticia que afecte fuertemente al activo en cuestión.

Habitualmente se producen muchos Gaps en la apertura de los mercados de acciones, y suelen provocarlos las noticias que se conocen cuando el mercado está cerrado y a la apretura provocan un desajuste entre las órdenes de compra y las de venta, por lo que produce un gap en el precio. Si esa noticia se produjera con el mercado abierto, con toda probabilidad habríamos visto una vela importante que mueve el precio en una u otra dirección, pero no veríamos esa falta de acuerdo en los precios durante los huecos.

Normalmente, los gaps de pequeño tamaño aparecen en situaciones normales de mercado​ y sin volumen atípico, ya sea por un aumento de la liquidez temporal o por cualquier otro motivo de poca importancia. En estos casos, el gap suele cubrirse posteriormente, negociándose en el rango de precios en el que no lo hizo anteriormente.

Existen otros tipos de huecos con distinta interpretación, los huecos de escape, los huecos de continuación y los huecos de agotamiento.

gaps

Tipos de Gaps

Gaps de ruptura:​ Los gaps de ruptura en el trading aparecen cuando un activo se encuentra en rango o tendencia lateral y rompe el soporte / resistencia para comenzar una tendencia duradera y con cierta fortaleza. En ese momento el interés por el mercado es alto y el volumen de negociación aumenta. Es muy común que este tipo de gap se cierre antes de comenzar la tendencia, lo que suele suponer la formación de un pullback.

Gaps de continuación:​ Los gaps de continuación en el trading aparecen en medio de una tendencia como consecuencia de la aparición de alguna información que afecte fuertemente en la misma dirección que la tendencia.

Esto hace que aumente el interés por los especuladores e inversores, provocando un fuerte aumento del volumen.

Gaps de agotamiento:​ Un gap de agotamiento en el trading aparece justo antes de que acabe una tendencia, cuando los inversores y especuladores más débiles empiezan a tomar posiciones, siendo ya demasiado tarde para ellos. Los Gaps de agotamiento se caracterizan por ser amplios y tener un fuerte volumen. Cuando se producen suelen cerrarse rápidamente y es entonces cuando deberíamos de tomar posiciones.

Resulta extremadamente difícil anticipar la formación o la aparición de un gap ya que esto requiere un sólido conocimiento del análisis gráfico y técnico y sigue siendo un método poco fiable, incluso para los expertos. Así pues, es preferible esperar la formación de un gap y servirse para adaptar su estrategia de especulación actuando directamente en el mercado.

La forma en la que se comporta la cotización del cross seguida después de la formación del gap también es interesante puesto que la velocidad y la amplitud del llenado permiten detectar índices en cuanto a la dirección de los futuros movimientos.

Gracias al análisis de los gaps, usted podrá anticipar rápidamente la evolución a corto plazo de una tendencia utilizando los datos gráficos. Al especular estos gaps sistemáticamente, podrá maximizar sus posibilidades de hacer ganancias rápidas y fiables.

¿Por qué se crean Gaps en Trading?

Somos conocedores de que el precio aumenta cuando se tienen intenciones de proceder con la compra y el precio actual nos es un poco indiferente. En este caso además, a los individuos que compran no les importará pagar una pequeña cantidad añadida para obtener lo mismo, paralizando la oferta del momento y buscando individuos que vendan peor.

Es posible que el deseo de compra aparezca en el momento que el mercado está clausurado. Un ejemplo sería durante los fines de semana.

El hecho de que el mercado se encuentre clausurado no es sinónimo de no poder hacer una compra. Puedes dejar tu orden de compra prefijada para que en cuanto el mercado se abra al día siguiente se ejecute.

Cuando llega el fin de semana, sin duda las órdenes se acumularán hasta que el mercado compara poco a poco la desigualdad entre demanda y oferta. De este modo, se amontonan todas las operaciones, soltándose abruptamente en el primer momento que se haya una sesión el día posterior.

Diariamente, contaremos un un efecto similar, lográndolo de otra forma. En este caso, ocurre que un individuo con bastante capital saca una cantidad monetaria para hacerse con las acciones mayor de lo habitual.

Por ello, sucede lo mismo de nuevo. Durante un momento exacto, se agrupa una gran cantidad de demanda, bastante más elevada de lo que la propia oferta puede tratar. Se trata toda la demanda del precio del momento y al mismo tiempo la de precios más elevados. Esto sucede previamente a que la acción rutinaria de leer el precio acontecido en la más reciente transacción clausurada eche un vistazo al dato y lo enseñe en la propia pantalla. En este caso, claramente el precio crea un gap.

Algunos datos extra en Gaps

  • Cuando se trata de un gap chispa, este es capaz de crear una tendencia por si mismo.
  • Durante los niveles máximos de una tendencia, puede darse el caso de que aparezca un gap de velocidad. Este tiende a hacerse presente cuando una tendencia se encuentra a medio recorrido. Este hecho puede orientarnos para estimar cuando finalizará la tendencia.
  • Cuando la tendencia se incrementa creando un espacio previamente a finalizar, y luego para la tendencia para girar abruptamente, lo llamamos gap de sprint final. Si nos percatamos de este movimiento, lo más aconsejable es operar a contracorriente de la tendencia, estableciendo una parada próxima al valor más elevado que se haya llegado a obtener actuando operábamos a favor de ella tras el gap.
  • Debemos tener especial cuidado con el gap mentiroso, que sucede más de lo que nos gustaría. Normalmente aparece al intentar manipular mercados con estrechez. Los gaps producidos son un callejón sin salida. No producen una tendencia, y no deberíamos intentar obtener retribuciones de ellos.

También puede interesarte

Comparte este artículo:

¡Suscríbete para estar al tanto de noticias como esta!

¡Comienza con tu primer curso Gratis!

Sobre nosotros

Somos una Escuela de Trading y Bolsa con el objetivo de formar traders e inversores para obtener beneficios en los mercados financieros con estrategias de trading optimizadas.

Síguenos en nuestras redes

Posts Recientes

Síguenos en Facebook